Noticias
Noticias
Inicio
Indicadores
Indicadores

Entrevista a dos técnicos: la fórmula ganadora

Publicado 15 Abr 2021
Entrevista a dos técnicos: la fórmula ganadora

Los concesionarios de automóviles necesitan un servicio posventa eficiente para sobrevivir. La entrevista con dos técnicos es mejor que una entrevista en la que todos ganan. Garantiza una completa satisfacción del cliente, comodidad de trabajo para los equipos de taller y una mayor rentabilidad para los concesionarios.

Optimización del tiempo del trabajo

Con este servicio, dos técnicos expertos de la marca distribuyen las tareas de forma optimizada. Para los equipos, la entrevista de dos personas es un gran cambio de juego. De hecho, trabajar como dúo en el mismo vehículo requiere la implementación de procesos estrictos. Para evitar retrasos y, literalmente, pisar los dedos de los pies, es necesario maximizar cada paso de la revisión a cuatro manos. Carros ergonómicos, cajas de herramientas (carros) diseñados para minimizar el esfuerzo físico y herramientas y piezas preparadas aguas arriba, todo está pensado para reducir la fatiga del técnico y aumentar la seguridad del taller.

No es necesario ausentarse de su puesto, las piezas y herramientas están a su disposición tan pronto como se recoja el vehículo. De hecho, esto se traduce en una mayor comodidad de trabajo para los equipos. Pero también una disminución de la fatiga física acumulada. En promedio, un mecánico que trabaja solo en un automóvil recorre alrededor de 750 metros. Cuando dos técnicos trabajan al unísono en la misma configuración, recorren aproximadamente 500 metros por entrevista. Esta diferencia de 250 metros por coche puede parecer trivial pero, al fin y al cabo, les ahorra kilómetros de pisoteo.

Rentabilidad multiplicada

Para el empleador, esto significa una mayor productividad y, por lo tanto, un aumento en el número de vehículos manipulados por día. Hoy, la pareja de mecánicos puede sacar unos 15 vehículos por día del garaje. Esto también conduce a tiempos de cita ajustados (de 15 días en promedio a solo 5 días). Por lo tanto, los talleres pasan del 95% - 100% de rentabilidad al 150% de rentabilidad para estructuras que aplican mantenimiento a dos técnicos.

Entonces: ¿Cómo funciona?

Desde el asesor de clientes hasta el asistente de postventa, pasando por el tendero, la secretaria y finalmente el técnico, todos los postes trabajan de la mano en este ballet de postventa. Desde el pedido de reparación realizado nada más concertar la cita, pasando por la ?pre-picking? de las piezas por parte del almacenista, luego su disposición el día D en el carro del técnico, se tienen en cuenta todos los pasos.

En el caso de una venta adicional, también le corresponde al comerciante adquirir la pieza. Esto permite que el experto nunca se quede atascado en un vehículo. Porque con un cliente en el sitio, con quien jugamos la transparencia, podemos demostrar en el sitio la necesidad de reemplazar piezas por desgaste. Por lo tanto, este último está más inclinado a aceptar trabajos adicionales. Así, cuando se implementa este servicio, la canasta de facturación promedio también aumenta en un 30%.

Precioso tiempo otra vez

Desde la década de 1990, hemos visto muchos cambios en los hábitos de los clientes, pero también en sus patrones de consumo y en sus vehículos. Al mismo tiempo, las concesiones parecían estancarse. El cliente también estaba acostumbrado a dejar su coche por la mañana y recogerlo por la noche. Sin embargo, la entrevista a cuatro manos ofrece una nueva experiencia.

Desde concertar una cita hasta volver, el cliente se siente considerado. Por un lado, porque el tiempo de permanencia en el concesionario ahora se reduce al mínimo. Pero también porque se vuelve más agradable con un espacio dedicado, equipado con máquinas de café y con acceso a Internet. Sin embargo, va más allá, con recepción personalizada y recogida inmediata del vehículo. Algunas marcas incluso están impulsando la experiencia, ofreciendo pruebas de automóviles (reservadas al hacer una cita). Por tanto, todo está pensado para que el cliente pase un rato agradable en el concesionario, mientras espera que le devuelvan su vehículo. Por tanto, lo que antes se consideraba una pérdida de tiempo se vuelve atractivo mediante una simple optimización de su tiempo de espera, además de respetar los plazos anunciados y un precio conocido upstream.

Entonces, ¿para quién es este tipo de servicio? En pocas palabras, a todas las estructuras, sin discriminación de tamaño o medios. Porque si la revisión dúo tiene un coste inicial importante, sobre todo se amortiza rápidamente (tres meses de media).

Por tanto, no es necesario cambiar o ampliar sus instalaciones, ni ampliar sus equipos. En la misma línea, la inversión de material en cajas de herramientas y herramientas específicas también se amortiza lo antes posible. La entrevista de dos técnicos cumple sus promesas al unir organización y optimización.

Fuente: ALADDA

Todos los derechos reservados 2018, Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile Cavem A.G.
Avenida Holanda 1998, Providencia, Santiago, Chile C.P. 7510937 | Fono: 56 2 2 816 3300 Email: contacto@cavem.cl