Noticias
Noticias
Inicio
Indicadores
Indicadores

C贸mo el coronavirus puso de rodillas a la industria automotriz mundial

Publicado 31 Mar 2020
C贸mo el coronavirus puso de rodillas a la industria automotriz mundial

La expansi贸n del virus deja en evidencia la interdependencia del sector automotor global, de forma que la paralizaci贸n de unos, impacta en toda la industria.

Wuhan ser铆a algo as铆 como la Detroit asi谩tica. Esta ciudad del centro de China, fundada hace 3.500 a帽os, no s贸lo es la cuna de la industria metal煤rgica china, sino que tambi茅n se convirti贸 en la meca de varias automotrices europeas, japonesas y estadounidenses que desembarcaron ya en este siglo en el gigante asi谩tico atra铆das por bajos costos industriales, irresistibles vol煤menes comerciales y alianzas estrat茅gicas. 

Como Detroit en los primeros a帽os de los grandes emporios automotrices norteamericanos -Ford, General Motors y Chrysler- Wuhan empez贸 a cobrar identidad de polo automotor pujante para esta era moderna de la industria global.

Seg煤n el gobierno local, durante los 煤ltimos a帽os unas 300 de las compa帽铆as m谩s importantes del mundo han invertido en la ciudad, incluidas Honda, Nissan, Renault (asociado con Dongfeng), Citro毛n-Peugeot (el Grupo PSA tiene tres plantas) por parte del rubro automotor. Pero la inserci贸n china en las estrategias de las automotrices m谩s poderosas del mundo trasciende, incluso, a Wuhan.

El gigante japon茅s Toyota dispone de cuatro plantas de ensamble en China, Ford tiene su alianza con JMC (Jiangling Motors Corporation) y con Changan para producir SUV; el Grupo Volkswagen se asoci贸 con JAC Motors para consolidarse como el mayor fabricante de veh铆culos en el mundo y juntos decidieron construir una planta de ensamble en la ciudad de Hefei; y el mayor fabricante coreano y quinto del mundo, Hyundai, posee cuatro plantas en China con una capacidad de producci贸n de 1,35 millones de veh铆culos por a帽o. 

La irrupci贸n del coronavirus justamente en Wuhan, adem谩s de poner en jaque a la econom铆a mundial y de contagiar m谩s de 81.000 personas en todo el pa铆s -con m谩s de 3.200 muertos seg煤n cifras oficiales- dej贸 en evidencia la dependencia del sector automotriz mundial en relaci贸n a la industria china.

Tras la visita del martes a Wuhan por parte del presidente Xi Jinping, el gobierno chino decidi贸 flexibilizar algunas medidas en Hubei, la provincia de la que Wuhan es la capital. Seg煤n el gobierno, la cifra diaria de nuevos casos cay贸 dr谩sticamente, e incluso Xi Jinping , jefe de Estado, lleg贸 a decir que la epidemia est谩 "pr谩cticamente contenida". Es la primera noticia que asoma con tono de alivio desde el propio epicentro del virus. Aunque las p茅rdidas econ贸micas para el ejercicio 2020 de las principales f谩bricas se presumen irreversibles.

De las cuatro plantas que dispone en China el mayor fabricante de autos del mundo, Toyota, dos empiezan a operar al mismo nivel que lo hac铆an antes del cierre temporal por A帽o Nuevo chino, y otras dos inician su actividad, pero por debajo de su capacidad. Esos cortes en la producci贸n tendr谩n un previsible impacto en los resultados de Toyota Motor, a lo que se suma la ca铆da de las ventas en China, su segundo mayor mercado tras Estados Unidos: las matriculaciones de veh铆culos de Toyota en China se desplomaron 70% interanual en febrero.

Otras empresas japonesas, como Nissan, Honda o Isuzu, tambi茅n se vieron obligadas a suspender temporalmente su producci贸n o a reducirla debido a las interrupciones en el suministro de autopartes, dado que desde China les ingresan el 30% de los repuestos.

Por su parte, el mayor fabricante coreano, Hyundai Motor, tuvo que detener una de sus plantas en Corea del Sur debido a un caso de coronavirus entre sus empleados. M谩s all谩 de esa situaci贸n dom茅stica, la automotriz ya hab铆a sufrido en febrero la paralizaci贸n de todas las plantas locales por la escasez de componentes procedentes de China debido al coronavirus. 

Incluso Tesla debi贸 retrasar la producci贸n de su Model 3 en su flamante planta de Shanghai. La firma de Elon Musk, la segunda m谩s valiosa del mundo s贸lo superada por Toyota en los mercados y por encima de monstruos como Volkswagen, General Motors y Ford, est谩 desembarcando en China con una ambiciosa estrategia. Adem谩s del Model 3, tambi茅n fabricar谩 el Model Y, su camioneta m谩s barata, y planea abrir un centro de dise帽o para crear un "auto original" para exportar a todo el mundo. "El miedo al coronavirus es tonto", tuite贸 el propio Elon Musk en plena expansi贸n del COVID-19. 驴Una ayuda para contener la psicosis? Nada en las redes de Musk ocurre al azar.

Seg煤n la Asociaci贸n China de Fabricantes Automotrices, las ventas se desplomaron 79% en febrero de este a帽o, el mayor descenso mensual en la historia del gigante asi谩tico. En comparaci贸n con febrero del 2019, los patentamientos bajaron en m谩s de 310.000 veh铆culos. 

Para las marcas, las cifras de la ca铆da interanual en el mercado chino son escalofriantes. Geely Automobile cay贸 75%, General Motors Shanghai en sociedad con SAIC Motor est谩n 92% abajo, Honda Motor y GAC bajaron 85,1%, Volkswagen y su socio JAC cayeron 63,4%; y el fabricante chino m谩s grande, SAIC Motor, se derrumb贸 en 86,9%. Un febrero negro.

El Grupo FCA (Fiat y Chrysler) inicialmente suspendi贸 la producci贸n en su planta de Serbia, la primera medida de este tipo de un fabricante en Europa. All铆, FCA debi贸 parar la l铆nea de su Fiat 500 debido a la falta de disponibilidad de componentes que llegan de China. Y luego ampli贸 la medida a cuatro f谩bricas en Italia: las de Pomigliano d'Arco, en la regi贸n de Campania (sur), de Melfi, en Basilicata (sur), Sevel Val di Sangro, en los Abruzos; y Cassino, en Lazio. El grupo 铆talo estadounidense debi贸 tomar esta decisi贸n luego de que el gobierno italiano extendiera a todo el pa铆s las restricciones de movimiento por el avance del coronavirus, que ya caus贸 m谩s de 800 muertos en Italia.

Lamborghini comunic贸 el cierre de su f谩brica de Sant'Agata Bolognese, en el norte de Italia y cercana en al foco inicial del coronavirus en ese pa铆s. Ferrari, por su parte, al principio decidi贸 continuar operando, pero luego decidi贸 suspender el funcionamiento de su planta en Maranello. 

En M茅xico, el s茅ptimo mayor pa铆s productor de autos del mundo donde esa industria representa el 3% del Producto Interno Bruto, empezaron las se帽ales de alarma ante la interrupci贸n de la cadena de abastecimiento que proviene de Asia. El secretario de Desarrollo Econ贸mico de Aguascalientes, uno de los principales productores de veh铆culos de ese pa铆s, sostuvo que algunos fabricantes ya le informaron que comenzaban a quedarse sin piezas. 

Finalmente, las dos plantas de Nissan, una de Mercedes-Benz y un complejo compartido entre Daimler y Renault-Nissan situadas en esa zona tuvieron que cerrar a partir del 20 de marzo pasado.

Sin embargo, hasta la semana pasada al menos, la planta de Honda de Zelaya continuaba en producci贸n.

驴El golpe de gracia a los salones internacionales?

Ante la amenaza del coronavirus, el gobierno suizo prohibi贸 los eventos con m谩s de 1.000 personas a pocos d铆as del inicio del tradicional Sal贸n Internacional del Autom贸vil de Ginebra, uno de las dos muestras europeas que se llevan adelante cada a帽o. S贸lo faltaban los ajustes finales para que comenzara la 90陋 edici贸n de la cita, nunca antes cancelada -salvo por conflictos b茅licos-, lo que supone p茅rdidas cuantiosas para las marcas. Seg煤n los propios organizadores, "las consecuencias financieras para todos los involucrados en el evento son significativas", y a煤n restan precisarse.

Por supuesto el Sal贸n Internacional de Shanghai tambi茅n fue aplazado, sin precisarse una nueva fecha de realizaci贸n. Tambi茅n se posterg贸 para agosto la muestra de Nueva York que deb铆a realizarse en abril. 

Las marcas basadas en Brasil y la empresa organizadora tambi茅n suspendieron el Sal贸n de Sao Pablo 2020, la muestra m谩s importante a nivel regional. Sin embargo, no fue por el coronavirus, sino por lo devaluada que se presentaba la muestra ante la falta de apoyo de grandes grupos. 

Gigantes regionales como Chevrolet (la n煤mero 1 en Brasil) y Toyota, adem谩s de otras diez marcas, hab铆an avisado no iban a asistir. Antes de erogar voluptuosas sumas de dinero por un stand durante solo 14 d铆as, masivamente las marcas empezaron, tal cual explic贸 Chevrolet de manera oficial, a invertir ese dinero en campa帽as online para conseguir una llegada m谩s precisa al p煤blico. 

Transformaci贸n digital, optimizaci贸n de gastos en una industria que no crece de manera sostenida, y mejor retorno de la inversi贸n. Tres variables que seguir谩n aceler谩ndose tras el impacto en los balances del coronavirus.

Fuente: Las marcas.

Todos los derechos reservados 2018, Cámara Nacional de Comercio Automotriz de Chile Cavem A.G.
Avenida Holanda 1998, Providencia, Santiago, Chile C.P. 7510937 | Fono: 56 2 2 816 3300 Email: contacto@cavem.cl